Restaurante Fermí Puig

Vaya por delante que Fermí Puig es amigo nuestro desde hace muchos años. Dejamos constancia de ello nada más empezar esta reseña sobre su restaurante, para que quede claro que, pese a nuestra objetividad a la hora de comentar los sitios que nos gustan, somos humanos y la amistad (que es un valor que apreciamos mucho) tiene un papel muy importante a la hora de sentarnos en una mesa y que por lo tanto, ni queremos ni podemos obviar esa circunstancia.

Y ahora, pasemos a compartir nuestra experiencia en el restaurante que lleva su nombre.

A estas alturas, quien más quien menos, ya conoce la historia -al menos la más “reciente”- de Fermí. Tras pasar un buen número de años en el Grupo Hotelero Majestic (donde lo conocimos) e impulsar el afamado restaurante Drolma dentro del mismo, reconocido con una estrella Michelin y siendo el primer restaurante de hotel de Barcelona que la ostentó, Fermí y su mano derecha y amigo, el imprescindible Alfred Romagosa, decidieron en 2013 abrir su propio restaurante con el nombre del primero en una céntrica ubicación de Barcelona.

La fórmula, que otros muchos han seguido después, se basa en cerrar un precio para un menú que lo incluye todo y con no poca generosidad, permitiendo acceder a platos de alto nivel a un precio más que razonable y cerrado.

Fermí es un tipo afable, culto y magnifico cocinero, dentro y fuera de la cocina, moviéndose de maravilla en la sala, saludando a comensales y amigos (que suelen coincidir). No en vano tiene un pequeño espacio semanal en RAC1, la emisora referencia del panorama catalano/barcelonés, donde habla, como no, de cocina. Aunque podría hacerlo de casi cualquier cosa, especialmente de su amado Barça, al que rinde homenaje en la sala “Les Corts” llena de memorabilia culé, a la que muchos de sus amigos hemos contribuido, y que domina la presencia de un trozo de la valla de las gradas del antiguo estadio de Les Corts.

El restaurante es cómodo, amplio (desde su inicio) y permite conversaciones discretas, de las que hacen gala muchos personajes de la sociedad barcelonesa.

Y ya que estamos, hablemos de gastronomía. Platos de temporada, cocinados con cariño y sapiencia y algunos “best-sellers” desde que abrió como los huevos moellet con crema de cangrejo, que nunca somos capaces de no degustar tantas veces como vayamos, “cap i pota” con sanfaina, el pollo de corral rustido, el empedrat de bacalao…en fin, que todo está muy bueno.

Y en la sala, el omnipresente a la par que discreto Alfred, que, pese a su envergadura, pasa desapercibido, pero nunca ausente. ¿se puede pedir más?

Nos ha gustado:

  • La fórmula de precio cerrado, sin sorpresas
  • El comodísimo local
  • Y que estamos, de verdad, como en casa…de un amigo.

Restaurante Fermí Puig

Balmes, 175

08006-BARCELONA
Tf. + 34 93 624 18 35

Salud y una “pizca” de suerte 😉

1 comentario en “Restaurante Fermí Puig

  1. No cal afegir res mes, totalment d`acord en tot.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close